LUCHO QUEQUEZANA

Contar la historia del artista Lucho Quequezana es imposible dentro de la rigidez de lo culto y lo artísticamente serio. Quizás porque su descubrimiento temprano de la música le ha permitido mantener un espíritu lúdico infantil aun cuando su creaciones respondan al de un artista maduro y sin embargo demasiado joven.
Nacido en Lima, a los 11 años comenzó un aprendizaje autodidacta que lo llevó a explorar con los ritmos peruanos andinos y luego, años más tarde, con todo el abanico musical del Perú mezclándolo con ritmos foráneos constituyéndose en uno de los primeros artistas en llevar a cabo aventuras de ese tipo en su país.

Una curiosidad innata ha hecho que Lucho Quequezana domine actualmente más de 25 instrumentos de cuerda, percusión y vientos. Como músico, ha realizado numerosas giras internacionales por Europa, Asia y América siempre dentro de su propuesta de fusión con ritmos peruanos. Sin embargo, Lucho Quequezana también ha sabido extender sus intereses al cine, y como cineasta ha conseguido varias distinciones nacionales, así como mezclar ambas vocaciones componiendo numerosas bandas sonoras para corto y largometrajes.
Acercarse al trabajo de Lucho Quequezana requiere sentarse a escuchar y ver con los ojos simplificados, a apreciar de una obra importante aunque sin los disfuerzos de la grandeza, a emocionarse viendo cómo juega un artista en escena. Bienvenidos.